Explorando Métricas y el valor que estas aportan en una habilitación Agile. – Parte IV

Mi querido amigo lector, hora del cuarto paso en este viaje de exploración de métricas y el valor que estas aportan en una habilitación agile. En esta ocasión, estaremos explorando la medición sobre el avance en la medición del valor, la gestión de las Iniciativas y Features, entre otros puntos importantes.

Parte IV – Midiendo el Valor y la Gestión de las Iniciativas y Features

Una de las cosas que hablamos constantemente quienes trabajamos en estos temas de agilidad, es el hecho que todo lo que se haga debe de tener un propósito y es la generación de valor, tanto para el cliente final como para la organización y nos esforzamos una y otra vez en que los equipos y sobre todo las organizaciones identifiquen el valor que se ha de generar. Sin embargo, esto no resulta tan fácil como se dice, dado que en muchas oportunidades si bien los equipos tienen un backlog “organizado y priorizado”, no necesariamente este, se encuentra alineado con los objetivos estratégicos de la organización o no representa claramente el valor que se espera generar. En muchos casos porque existe una desconexión organizacional entre las necesidades de los clientes y los objetivos estratégicos establecidos; en otros porque dicha organización y priorización se realiza con alguna de estas técnicas: 

  • la técnica del YCQ (yo considero que) o la del YQQ (Yo quiero que)

  • La Técnica del H.I.P.O (highest paid person’s opinión).

Este tipo de enfoque en la toma decisiones para ordenar y priorizar el Backlog de equipos y/o estructuras virtuales organizacionales, son las que llevan a la organización a trabajar bajo el enfoque de “Fabrica de Iniciativas/Proyectos/Features”, del que estuvimos hablando mi querido amigo lector en el Post #2 de esta Serie.

Para evitar caer en este ultimo enfoque sin duda, debemos tener claro el valor que queremos generar y el valor real generado. Menciono estos dos puntos por el hecho que la agilidad nos invita a tener un enfoque sistémico en todo momento. Por lo cual no basta con determinar el valor que deseamos generar, sino que después de entregado el MVP, la Iniciativa, la Feature o la HU, necesitamos determinar el valor real que generamos. En este punto sin duda las practicas Lean UX, nos brindan un gran aporte.

Vamos por parte, primero hablemos un poco de lo que es valor, para lo cual me remito a un articulo bastante interesante que leí hace pocos días y el cual te recomiendo mi querido amigo lector (al final del post en la citación de referencias te compartiré el enlace). En el cual planteaban lo siguiente:

  • Existen diferentes tipos de valor: Valor comercial (consiste en la funcionalidad o el trabajo que se traduce directamente en ganancias), Valor de Mercado (permite el aumento en el número potencial de clientes), Valor de Eficiencia (Permite aumentar la eficiencia de la organización y, por lo tanto, disminuye los costos operativos), Valor del Cliente (Permite aumentar la probabilidad de que los clientes continúen usando su producto y/o servicio), Valor Futuro (Permite aumentar las posibilidades de lograr más fácilmente uno de los valores anteriores en el futuro (cercano) invirtiendo en innovación y aprendizaje)

Teniendo presente lo anterior, es ahí donde radica la importancia de primeramente determinar el tipo de valor que deseamos generar con la Iniciativa, Feature y/o HU, que vamos a ingresar al Backlog. Ahora bien, toda Iniciativa incluso las Features deben de estar acompañadas en la medida que aplique por la Hipótesis de Beneficio respectiva y el Caso de Negocio que la soporta, esto con el objetivo que una vez entregada al cliente pueda ser validada y contrarrestada con el valor Hipotético a Generar.

Ahora la forma de medir ese valor ya si dependerá del tipo de valor generado, por ejemplo: si la Iniciativa, Feature o HU fuese a ser desarrollada para generar valor comercial, una vez entregada al cliente final comenzaríamos a medir el ROI acumulado, si por el contrario el tipo de valor identificado fuese de tipo de mercado, comenzaríamos a validar no solo la cantidad de clientes nuevos (por ejemplo) sino el impacto en las ventas y ganancias que estos traen consigo. Todo esto con el fin de irle dando rumbo al camino a seguir.

Ahora bien, por otro lado, necesitamos determinar el nivel en que:

  • Las prácticas Lean UX se utilizan para diseñar y dividir en colaboración las características en características mínimas comercializables.
  • Los arquitectos están ampliando el camino, al identificar a los próximos Enablers requeridos.
  • Los riesgos son identificados y gestionados.
  • Las dependencias con otros equipos son identificadas y gestionadas
  • Se realizan procesos de integración continua (en caso de ser requerido)
  • Se realizan pruebas automatizadas (en caso de que apliquen)
  • Se integran prácticas de DevOps
  • Se analizan las mediciones del Pipeline de Entrega
  • Los sistemas están diseñados para permitir una recuperación rápida con soporte para la solución.

Sin duda mi querido amigo lector, todo un desafío. sin embargo, la importancia de tener este tipo de métricas radica en que nos muestran el camino a seguir.

Pd: Por si te perdiste alguna de las partes de esta serie:

Gracias por tu tiempo.

Saludos,

Referencias:

Te gusto este Post?

Suscribete y cada vez que realice una publicación, te enviare una notificación a tu E-Mail.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *